0

El abc de la dexametasona, la droga que salva de la covid-19

Evita la muerte, es barata y no es desconocida para los médicos. Habla Luz Adriana Aristizábal, directora médica de Vitalis, la productora en Colombia.

En días pasados, la Organización Mundial para la Salud (OMS) recibió con satisfacción resultados preliminares del ensayo clínico Recovery realizado por la Universidad de Oxford, en el cual se observa un efecto positivo de la dexametasona al tratar pacientes en estado moderado y crítico con covid-19. 

 

En Colombia, la dexametasona se utiliza principalmente en forma intramuscular o intravenosa y debe comercializarse bajo prescripción y supervisión médica. SEMANA conversó con Luz Adriana Aristizabal, directora médica de Vitalis, compañía que la produce en Colombia, sobre lo que se conoce del medicamento.

 

SEMANA: ¿Qué es la dexametasona?

 

Luz Adriana Aristizabal: un fármaco que se originó a partir de una sustancia natural del cuerpo humano llamada cortisona. El medicamento es en realidad un corticoide sintético. Es más potente que la sustancia natural .

 

SEMANA: ¿Qué hacen la cortisona y los corticoides en el organismo?

 

L.A.A.: Los corticoides son antiinflamatorios potentes. En diferentes situaciones normales o de enfermedad necesitamos sustancias que disminuyan la inflamación.

 

MinSalud pide hacer uso racional de la dexametasona contra covid-19

SEMANA: ¿Desde cuando existe?

 

L.A.A.: Desde hace 60 años. Para nosotros los médicos, el medicamento no es desconocido, aunque lo sea para la población en general.

 

SEMANA: ¿En qué tipo de enfermedades se usa este producto?

 

L.A.A.: En muchas enfermedades donde está presente la inflamación: las alergias, la artritis, ciertos golpes, dolores musculares, algunas enfermedades respiratorias y otros males autoinmunes. Hay muchísimos y en diferentes presentaciones.

SEMANA: ¿Cuál es el vínculo entre el medicamento y la covid19?

 

L.A.A.: En los procesos de infecciones, así sea gripe leve o un coronavirus, el organismo despliega su potencial de trabajo para reducir la infección y batallar contra ella y esto produce ciertos niveles de inflamación. Con la covid-19, se ha visto que las personas que se ponen más graves desarrollan un nivel de inflamación muy severo, descontrolado. Son cientos de sustancias que ocasionan esto y que al final dañan los órganos vitales. En estos casos fallecen no por la insuficiencia respiratoria, sino por esta inflamación exagerada que se conoce como tormenta de citoquinas. La persona entra en falla multiorgánica pues varios sistemas fallan y eso es lo que lleva al paciente a la muerte. Al ver que se producía esa inflamación exagerada, los médicos intentaron usar los antiinflamatorios corticoides como la dexometasona. Era lógico. Además, en esas unidades, antes del coronavirus, se usan los corticoides para tratar a pacientes con inflamación.

 

SEMANA: ¿Qué estudio finalmente demostró que si servía?

 

L.A:A: Aparece, entre miles de estudios, uno que se llama Recovery de la Universidad de Oxford. Ellos hicieron varios brazos de investigación para investigar todas las medicinas o tratamientos que se cree están ayudando a atacar la covid-19. Hidroxicloroquina era uno, pero ya ese brazo lo cerraron. Y otro era esta droga.

 

SEMANA: ¿Y qué encontraron?

 

L.A.A.: Entre los que tenían un desarrollo de la enfermedad moderado o severo, es decir que ya tienen la inflamación muy significativa, vieron que si les daban una dosis baja diaria del medicamento ( 6 miligramos) por diez días, los pacientes se morían menos. Es una noticia muy buena.

SEMANA: ¿Cuánto reduce la mortalidad?

 

L.A.A.: Ellos vieron que redujo 30 por ciento la mortalidad. Es decir, que de 100 que iban a morir, 30 sobrevivieron. Eso es significativo. Cualquiera que se salve es importante. Es la primera vez que un medicamento logra ese resultado con la covid-19. El estudio está aún sin publicar, pero como los resultados eran tan buenos, los sacaron porque no podían quedarse callados.

 

SEMANA: ¿Por qué a un 30 por ciento si y al resto no?

 

L.A.A.: Aún no sabemos y aún hay muchos interrogantes con el coronavirus. No sabemos, por ejemplo, por qué ciertas personas jóvenes se mueren. Pero mientras la ciencia resuelve esto, encontrar algo tan económico y tan conocido, que ayuda a cambiar el pronóstico de la muerte a alguien, es fabuloso.

 

Dexametasona es prometedora contra covid-19, pero solo para pacientes concretos

 

SEMANA: ¿El medicamento cura la enfermedad?

 

L.A.A.: No, al final el organismo es el que trata la enfermedad. La droga ayuda a modular la respuesta exagerada del organismo de tal forma que no sea tan fuerte para los otros órganos del cuerpo.

 

SEMANA: ¿Por qué este y no otro corticoide?

 

L.A.A.: Ellos plantearon el protocolo así, el estudio lo hicieron así. Y aunque diga que funcionó la dexometasona, no podría decir así no más que sirve cualquier otro corticoide. Pero es posible que funcionen. Habría que hacer estudios con los demás.

 

SEMANA: ¿Qué pasa con los pacientes moderados y leves?

 

L.A.A.: El estudio mostró que para los que no están en UCI, si no tienen una enfermedad moderada, el medicamento redujo el 25 por ciento de la mortalidad. Y a los leves no les hizo ningún efecto por la misma naturaleza de la enfermedad, es decir, porque no hay respuesta exagerada de inflamación ahí.

 

SEMANA: ¿Aquí en Colombia ya se está usando?

 

L.A.A.: Aquí los médicos lo estaban haciendo antes de que se conociera esta noticia. Los médicos saben de los corticoides y no es tan descabellado pensar en eso para este tratamiento.

 

SEMANA: ¿Cuánto vale el medicamento?

 

L.A.A.: En Colombia a las EPS no les cuesta más de 50.000 pesos este tratamiento. Y eso es exagerado.

 

SEMANA: ¿Qué viene ahora?

 

L.A.A: Están estudiando el medicamento en niños, pero aún no están listos los resultados.

Relacionados

X

Su carrito de compras

Cerrar